domingo, 9 de julio de 2017

Nombramientos en ciernes, parte del viejo dominó

En estos calurosos días de julio vamos conociendo, a través de diversas fuentes, las consultas y movimientos tácticos con los que se están preparando algunos de los nombramientos parroquiales para el nuevo curso. El examen detallado de los que previsiblemente serán los primeros cambios de destino parroquial de gran volumen del Cardenal Omella, previstos para septiembre, nos permite valorar y sopesar  la estrategia con los que previsiblemente estos se van a llevar a cabo.
Recién llegado el Cardenal cretense (gentilicio, no de la isla de Creta sino del municipio turolense) arguyó la necesidad de conocer bien las parroquias de la diócesis y sus sacerdotes antes de proceder a cambios de envergadura. Y que de manera personal, consultaría y propondría el cambio de destino. Todo parecía dentro de una cierta lógica y como expresión de una preocupación pastoral por el bien de las personas y las comunidades. Todo daba a entender que estos asuntos iban a ser llevados adelante con afecto, comprensión y movido únicamente por el bien de los sacerdotes y las parroquias. Los nombramientos y los cambios aún no se han producido pero sí podemos examinar al menos dos ejemplos paradigmáticos de la ratio con la que al final estos se preparan. Si tiran adelante y cuajan, claro está.
Para no comprometer a los interesados utilizaré pseudónimos, muy al estilo de Gérminans, para no dañar  los interesados en sus particulares procesos de cambio de destino. 

El primer cambio toca al que llamaremos Gran Indeseable, no porque lo sea para nosotros sino porque lo constituye para la mayoría de compañeros de arciprestazgo, para los mandamases políticos de turno, para los poderes de este mundo y por ende se ha constituido en una china en el zapato para el Cardenal cretense. Este quiere llevar adelante su cambio, sin que parezca eso sí un castigo, castigo que  Omella en conciencia sabe que no merece, sino por conveniencia y componenda. Pro bono animae suae et pacis. El Gran Indeseable expresa su absoluta disponibilidad, y siendo consultado por Omella sobre algún destino en concreto, este responde proponiéndole una nueva zona pastoral y un nuevo municipio. Para empezar da capo. Al Vicario Episcopal concernido por el presunto nuevo destino al conocer la predisposición de Omella a integrarlo en esa nueva zona pastoral le saltan todas las alarmas. Esto supondría para él y para los curas nacional-progresistas de la zona, sus íntimos, un palo intolerable. Entonces el Vicario Episcopal en cuestión empieza a maniobrar: poner trabas al dominó, por activa o por pasiva, para que el juego de fichas no funcione. El presunto destino del Gran Indeseable sería una parroquia cuyo párroco ha expresado en repetidas ocasiones su voluntad de prejubilarse. La primera acción del Vicario Episcopal es convencer al llamémosle “anciano” para que continúe al frente de su parroquia un tiempo más. Entretanto Taltavull, por indicación de Omella,  ya ha llamado al llamémosle anciano en cuestión para proponerle un cambio según sus deseos. Este ilusionado se va haciendo a la idea. Visto lo que parece el inevitable cambio del anciano, hay que taponar el destino disponible, optando por un mal menor. Un sacerdote conservador sí, pero no hasta el punto de ser considerado por el clero nacional- progresista de la zona como un indeseable. Incomodidad sí, pero no hasta tal extremo.  Visto que nunca ha sido párroco y que lleva muchos años en una parroquia como vicario, se argumenta ante Omella sobre la conveniencia de esa posibilidad mejor que la primera, la del Gran Indeseable. Veremos por qué opta el cretense. Será muy entretenido y curioso observar cómo actúa. Aunque quizás de los complicados intríngulis de esta operación no sepa nada. Lo sabemos los que somos de aquí y conocemos su cinturón de hierro curial. El que influye en él. Por ahora, el politburó sistachiano. Desde Gérminans consideramos que este cambio de destino del Gran Indeseable sería bueno para él mismo. Aunque si Omella no deja claro explícitamente que no se trata de una cesión a las presiones y pues una victoria de sus adversarios, mejor que se quede allí donde está. 
Omella junto  a sus vicarios episcopales, Mons. Gordo y el diácono Ortín en Roma
Pasemos al segundo caso, aún si cabe más oscuro. Para algunos y sólo en lo que se refiere a ciertos particulares. Llamaremos al segundo sacerdote el Gran Introvertido. Aunque quizás tras su aparente timidez exista algún drama o alguna herida. Como en todos. Posiblemente en él mayor, sólo Dios lo sabe. Buena línea doctrinal y sin duda alguna, sacerdote piadoso. Incapaz al parecer, eso sí, de levantar una parroquia céntrica que ya estaba muy muerta. Y urgentemente necesitado de nuevo de un cambio de destino. Omella en persona se ocupa del caso. Le busca una parroquia tranquila, sin más responsabilidades que las sacramentales: muchas bodas de alto copete, algún bautizo la mayor parte de la misma categoría y muchas misas, especialmente los domingos y en verano. Bastantes fieles de misa diaria, la mayoría del Opus, con los que él con toda seguridad va a encajar de maravilla. Si fieles del Opus ergo confesiones frecuentes con toda seguridad. Excelente para todos. No sabemos si irá de párroco (más bien no) o de vicario o de adscrito. Presumiblemente lo segundo. A él, a estas alturas no le preocupa. Parece un buen movimiento del cretense preocupado por el bien espiritual del mismo. ¿Y el recambio? ¡Ah, amigo, eso ya es harina de otro costal!  La propuesta sugerida por Omella demuestra un absoluto desconocimiento de la parroquia y de sus retos visto el carácter y las circunstancias personales que rodean al “cura-recambio” que además está enfermo. Éste es de esos sacerdotes que son tan buenos y tan dóciles, de los que dicen a todo que sí viendo la voluntad de Dios, que se va a pegar un porrazo del que después se tendrán que recoger los trozos si no se nos muere en el intento.  Conocemos el percal, sabemos de lo que hablamos. ¿Tiene en cuenta Omella esos particulares? Evidentemente no. Y quizás no por mala voluntad.  Responde a la política de nombramientos del viejo dominó: remover una ficha para poder mover la otra. Tapagujeros. Y eso no es bueno. Esa parroquia barcelonesa necesita como párroco no un conejo de corral sino un conejo de bosque y de los gordos.  Que además sepa torear todas las suertes con el capote y la muleta: con verónicas, chicuelinas, al natural y con no pocos pases de pecho. Y si hace falta con algún trincherazo que otro.
Si estos movimientos parroquiales forman parte del tablero de ajedrez habitual o de esas partidas de dominó a las que nos tienen acostumbrados la jerarquía en su política de nombramientos, de menor gravedad no resultan los nombramientos que obedecen a la política de escalafón, no menos habitual en Barcelona. Aquí no hay meritocracia alguna. A no ser que Omella nos demuestre lo contrario, el posible nombramiento de Josep-Maria Turull como párroco de la Sagrada Familia, respondería a esa estrategia. Canónigo in aeternum. Un inciso cómico: los organistas a los tubos  frontales del órgano los llaman canónigos. Porque están delante siempre y no hacen nada. Sigamos: Turull continuará quizás como rector del Seminario por esa cabezonería aragonesa del cretense que no se baja del burro le digas lo que le digas, el tan repetido “chufla, chufla que como no te apartes tú” de Miguel Ligero interpretando a Perico en Nobleza Baturra. La novedad es que ahora Turull está en la recámara para ser disparado ostentosamente como párroco de la Basílica gaudiniana y pues responsable de esa Misa Internacional de los domingos a las 9 de la mañana. A muchos les va a dar un síncope si se verifica el nombramiento. Si es así, quizás se excedieron en su buen juicio sobre Omella y su capacidad de abandonar el carril del escalafón o la estrategia del tapaforats. Viejos modos en una palabra, de un Arzobispo que ya hemos descubierto que suele echar mano de la captatio benevolentiae para contentar a sus peones. El camelar y adular suele funcionar como recurso para engatusar. A los incautos. Pero no sirve con el viejo León de Flandes. Con él, no.
Leeuw van Vlaanderen

31 comentarios:

  1. Lo ideal sería que el Gran Indeseable pasase a ser rector de la parroquia que deja el Gran Introvertido, y pusiese en vereda a algunas familias. Y por favor cambiar sacerdotes de parroquia sin que ellos hayan cambiado antes interiormente, sirve de muy poco. Rezaremos para que alguno no siga haciendo el daño que ha hecho a muchas almas y a las que nadie ha ayudado. Que Dios le perdone.

    ResponderEliminar
  2. Se cree que Omella solo realizara este año los nombramientos que no pueden esperar más (por enfermedad, claros problemas pastorales en un lugar determinado, jubilaciones atrasadas, y peticiones de cambio del interesado,...).
    Ojo a la nueva formula que viene, no se hablara de agrupaciones parroquiales como hasta ahora, sino de unidades pastorales y con sus dobles parrocos,...
    Los verdaderos cambios en la sala de máquinas de la curia llegaran el próximo curso, no este.
    Seria interesante conocer cuantos contestaron la encuesta, y quién tendra acceso a esa información, que en principio era confidencial, pero va firmada con nombres y apellidos.
    Veremos si el remedio no es peor que la enfermedad.
    Y mientras nos plantaremos en los 72 y 73 años del Sr. Cardenal-Arzobispo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ejemplo de San Antonio María Claret10 de julio de 2017, 13:37

      Doble o triple párroco, diácono-rector...

      ... pedazos y emplastes que no solucionan ningún problema, sino que los agravan, pues el diácono-pastor no puede confesar, extremaunciar y consagrar, y el plurirrector no atiende a una de las dos parroquias: como dice el evangelio, o sirves a un amo o a otro, pero nunca tratarás a las dos parroquias por igual...

      Solución 1: vocaciones y nuevos sacerdotes.

      Solución 2: abandonar inmediatamente el nacional-progresismo herético, modernista y liberal, y volver a la ortodoxia y, sobre todo, la ortopraxis.

      Solución 3: más visitas del Arzobispos o los obispos auxiliares a las parroquias.

      No hay más. Lo que hizo San Antonio María Claret como obispo.

      Eliminar
  3. Alguien podría ser tan amable de informarme sobre la FOTO en que aparece el Ex-Molt Hororable al lado del chico PELIROJO?,de que va esta FOTO???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el mismo Turull cuando era jovencito

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la información,seguro que era del Frente de Juventudes Nacionalistas,jejeje!

      Eliminar
    3. Malvado comentarista 19:59.

      No es lo mismo el Movimiento Nacional de Franco, el Moviment Nacional de Pujol y el Muvimèn Nasiunal de la CUP, Juntets pel Sí a Naltros, la ANC y Òmnium.

      Malvado.

      Eliminar
    4. "Es el mismo Turull cuando era jovencito"

      El noi feia patxoca... realmente, parece un englishman de la London City... un verdadero Buscando a Wally...

      ... y Pujol, qué buenos tiempos, y lo digo en serio... qué lástima hoy... tan sólo y abandonado... una verdadera penitencia que tiene que soportar de los hombres por lo hecho...

      Y es que en aquella época, las reglas del juego político eran las que hemos visto. Sí, lo que se hacía, eran las reglas del juego, tanto en Barcelona como en Madrid.

      Nixon se quejó, y lamentó, de que las "reglas del juego" le cambiaron en medio mandato, como una patada en medio de la partida de ajedrez: los norteamericanos ya no aceptaron los chanchullos del Watergate, que eran habituales y norma establecida en la política.

      Me parece necesario rezar por todos los políticos que se encuentren como Pujol, del signo que sean.

      Pues una cosa es la justicia del hombre -en España y Cataluña es terrible, se desprecia a todo pasado, es una falta total de conmiseración- y otra la justicia de Dios... lo descubrió Manasés, David y Salomón.

      Pero Manasés es el ejemplo de la misericordia de Dios. Si no fuera por la gran ignorancia general, sobre todo entre la jerarquía y la alta cultura.

      Manases fue un pésimo rey que causó el rechazo total de Dios:

      - apóstata
      - asesino de niños
      - aserró a Isaías
      - invocó a los muertos
      - provocó la abominación de la desolación en el Templo: introdujo cultos sincréticos y asirios.

      Capturado, torturado y encarcelado por años por los asirios como Castigo de Dios, pidió perdón y fue rehabilitado por Dios, devolviéndole la corona y siendo enterrado como rey en Jerusalén.

      Eliminar
    5. Anónimo13:59,oiga, malvado o malvada lo será usted,que he dicho yo para merecer esto!!!???

      Eliminar
  4. Ahora resultará que Puigdemont, el lobby gay y Nuria Marin mediatizan los nombramientos parroquiales del Arzobispado de Barcelona. Regalismo, josefinismo y cesaropapismo. Menudo cóctel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelentemente definido.

      Sólo falta un Arzobispo luterano-anglicano, absolutamente obediente al poder constituyente y constituido, y al poder presupuestario, cultural y mediático, para redondear la cosa.

      Eliminar
  5. Pues yo creo que su futura actuación en lógica estará más o menos “mediatizada” por el “poder circundante”, ya que ha continuado con el pacto de silencio que ha existido hasta ahora y que ha sido explicitado objetivamente cuando ha firmado esa cínica NOTA.

    Es decir, amoldarse a los deseos de esa ideología del “progreso de los pueblos” que fundamentalmente incide en la “anulación de los actos intrínsecamente malos” ligados particularmente a los Mandamientos que prohíben.

    La tónica de la Jerarquía es:
    Machacar sádicamente a los realmente fieles.
    Aplaudir y dar alas al hereje e inmoral.
    Dejarse machacar de forma masoquista por el poder del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...sádicamente a los realmente fieles".

      Qué fácil es coger el papel de mártir. El papel de los buenos, los "realmente fieles".

      "Yo soy buen católico. Yo soy realmente fiel. Tú... no, tú no".

      Eliminar
    2. Anón 21.22
      Su botarate respuesta me hace pensar que usted pueda ser del grupo hereje e inmoral.

      Eliminar
    3. Oh, sra. S, qué suerte la suya.

      Dé gracias a Dios por ser tan afortunada: saber que se posee la verdad ha de ser un gustazo. La envidio y al mismo tiempo me alegro por usted. Es una gran suerte tener argumentos para llamar botarates, herejes e inmorales a los que opinan diferente.

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo con Laura S.,estamos apañados!!!!

    ResponderEliminar
  7. Los Obispos, aunque no sean progresistas, en general machacan al sacerdote fiel y al progresista le hacen la pelota ya que les parece que es irreductible. O sea, haya paz, aunque sea sin verdad. Pero de alguna manera parece que esa forma de hacer es contagiosa, ya que el clero, aunque no sea progresista acostumbra a hacer lo mismo con los fieles. No les gusta hablar de temas centrales que chocan con el mundo (aborto, sexualidad, homosexualidad etc) no sea algún parroquiano subjetivista la puede armar. Todo calculado para esa paz sin verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vargas Llosa sobre la amistad de García Márquez con el tirano-genocida Fidel Castro:

      “Yo creo que tenía un sentido práctico de la vida y sabía que era mejor estar con Cuba que contra Cuba. Así se libró del baño de mugre que cayó sobre los que fuimos críticos con la evolución de la revolución hacia el comunismo desde sus primeras posiciones, que eran más socialistas y liberales”.

      Mons. Omella tambien parece seguir el consejo, como cando pidió perdón a los progresaurios Espinàs y Torrens de Iglesia Plural por decir que el aborto es terrorismo-genocidio. Por lo visto, 450.000 abortos y más de 100.000 embriones congelados, no merecieron más defensa.

      Eliminar
    2. Histórico sobre Mons. Omella10 de julio de 2017, 11:03

      Además de la rectificación a Espinàs y Torres sobre el aborto, también están otras cuestiones que indican un ejercicio deficiente del episcopado, al menos, hasta el día de hoy:

      - la tardanza de Omella en la respuesta al poema-blasfemia contra el padrenuestro, indicio de la presencia de satanás, de Dolors Miquel a principios del 2016, con el consentimiento y premio del Ayuntamiento de Barcelona y la alcaldesa, Ada Colau,

      - la falta de respuesta a Mòdol por su descalificación de la Sagrada Familia como "mona de pascua",

      - del nombramiento unilateral de cooptación (alcaldada) por el entorno sistachiano, y sin concurso-oposición abierto, internacionalmente del director del ISCREB, de Mn. Ramón Batlle y Tomás, por parte de Mn. Matabosch, por razón de ser un "buen dinamizador",

      - el nombramiento de un exorcista que, según los indicios, es un exorcista-Potemkin,

      - de la falta de solución al problema de Mataró, que Picazo nos facilitó su publicidad,

      - del mantenimiento del gobierno sistachiano, después de ya dos años.

      ........

      Los atrozmente incultos, ignorantes, nescientes teológicamente Magistrados-Jueces de la Sección Décima de la Audiencia Provincial de Barcelona, cuando no admitieron a trámite la querella contra la blasfema Dolors Miquel, dijo esto:

      “dentro de la propia comunidad cristiana, se han alzado voces críticas reivindicando el papel de la mujer en la alta jerarquía eclesiástica, lo que supone un cuestionamiento del poder preponderante y casi exclusivo que ha tenido el hombre dentro de la Iglesia”.

      Esto es lo que pasa cuando un ignorante toca temas de los que desconoce, y más, desde la soberbia judicial de la Audiencia Provincial.

      En efecto, los Magistrados-Jueces se equivocan totalmente, pues la Iglesia Católica nunca jamás, nunca jamás, puede ordenar mujeres como diáconos, presbíteros y obispos, y obviamente, Papa.

      La Ad Tuendam Fidem dice lo siguiente sobre la exclusividad masculina en la ordenación sacerdotal:

      "En lo que concierne a la reciente enseñanza de la doctrina sobre la ordenación sacerdotal reservada sólo a los hombres, se debe observar un proceso similar. La intención del Sumo Pontífice (Juan Pablo II, carta apost. Ordinatio sacerdotalis, 4: AAS 86, 1994, 548), sin querer llegar a una definición dogmática, ha sido la de reafirmar que tal doctrina debe ser tenida como definitiva, pues, fundada sobre la palabra de Dios escrita, constantemente conservada y aplicada en la Tradición de la Iglesia, ha sido propuesta infaliblemente por el Magisterio ordinario y universal. Nada impide que, como lo demuestra el ejemplo precedente, en el futuro la conciencia de la Iglesia pueda progresar hasta llegar a definir tal doctrina de forma que deba ser creída como divinamente revelada."

      Los ignorantes Magistrados-Jueces no saben que ir contra una doctrina definitiva e infalible de la exclusiva masculinidad sacerdotal:

      "Todo creyente, por lo tanto, debe dar su asentimiento firme y definitivo a estas verdades (definitivas), fundado sobre la fe en la asistencia del Espíritu Santo al Magisterio de la Iglesia, y sobre la doctrina católica de la infalibilidad del Magisterio en estas materias. Quien las negara, asumiría la posición de rechazo de la verdad de la doctrina católica y por tanto, NO ESTARÍA EN PLENA COMUNIÓN con la lglesia católica. [= INCOMUNICACIÓN CASTIGADA CON PENA JUSTA]

      Este es el precio de la ignorancia total: hacer el ridículo.

      Eliminar
    3. Con lo de Picazo ya han dado carpetazo al asunto,no vieron el otro día lo sonrientes que estaban en Roma?.Seguro que jugaron una partida y todo en el minigolf que tiene Bertone en su super ático del Palazzo San CARLO,JEJE!!!

      Eliminar
    4. Nada de carpetazo, está abierto y supura pus, pero como dijimos, queda dejar claro que Omella no ha leido el documento y juzga sin juicio y falsamente, y calumnia irresponsablemente a Picazo.

      FINALMENTE ofrecemos como prometimos la carta de Omella a Picazo junto a unas reflexiones. Queda mucho trabajo por hacer (ver aquí carta hecha pública por ansiedad y por indiscreción del Obispado).

      ​http://www.informegarcia-ramiro.com/omella-miente-y-calumnia.html

      Eliminar
  8. Excmo. Card. Omella: si me lee, le rogaría que eliminase de una vez por todas las agrupaciones parroquiales y designase un rector a cada una, es horrible ver lo que está pasando en ellas y del mal trabajo que hacen sus párrocos a excepción de alguna (por ejemplo Mn. Corts, aunque también debería eliminar esta agrupación)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo suscribo, hay que eliminar las agrupaciones, pues la parroquia agrupada queda en condiciones injustas de inferioridad.

      Eliminar
  9. El empecinamiento aragonés de Mons. Omella, junto con su corporativismo, así como el justito bagaje cultural, intelectual y teológico, es el mejor regalo para el bien como para el mal: en el caso del mal, el orgullo y soberbia del sostenella y nunca jamás enmendalla, aún contra toda lógica y razón, son absolutamente devastadores para la Iglesia... y buena noticia para el mal y el malo...

    ResponderEliminar
  10. Referente al Indeseable falta saber si el cambio aparece como un ascenso o como un descenso a primera vista porque el silencio omelliano no dirà nada y todo se reduce a cambiar de parroquia a quien molesta a algunos. Si no se vislumbra un premio al Indeseable es que le gobierna un incompetente. SG.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "silencio omelliano" no es, en absoluto, la promesa que se nos dio desde Francisco, de una Iglesia transparente y misericordiosa, al servicio del hombre.

      Silencio... igual que antes... ¿por qué tantas promesas?

      Eliminar
  11. Ya se que me dirán que soy un ZOTE o un CEPÓRRO,pero alguien me puede decir quién es el INDESEABLE de MARRAS?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El flos florum que agitó la Casa de Dormición...10 de julio de 2017, 16:24

      El Gran Deleznable, el Gran Infame que removió el agradable Estanque Fétido de la Casa Apestosa del Oasis de Itaca, es, "supongo", el P. Custodio. Pero esto debe ser un secreto que el articulista y yo nos llevaremos a la ultratumba. Lo negaremos todo.

      Eliminar
  12. Al Flos Florum...

    El P. Custodio (que obviamente es una espina que tiene clavada Omella) no cuadra en la definición del Gran Infama, Indeseable, Deleznable..., porque se le caracteriza como no-párroco. Así que Custodio no encaja en esa descripción. Yo diría que no van por ahí los tiros.

    ResponderEliminar
  13. LA ACTUACION DE OMELLA SOBRE MONSEÑOR OMELLA TODAVÍA ESTA EN LOS TRIBUNALES ESPAÑOLES? -A VECES CALLA Y A VECES NO, POR LO QUE SE VE
    "No tengo nada que decir, lo mejor es el silencio", así se pronunció ayer el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, sobre la información publicada por EL PERIÓDICO, en la que dos sacerdotes y una laica le acusan de haber codirigido una trama para desalojar a Manuel Ureña del arzobispado de Zaragoza, sirviéndose de ellos. "No voy a decir nada", reiteró.

    Los whatsapps y correos que Omella se cruzó con el entonces juez del Tribunal Interdiocesano de Primera Instancia, Roberto Ferrer, forman parte de los más de 500 folios que componen la denuncia que este interpuso, junto a otro sacerdote, Antonio Mas, y la notaria del citado tribunal, María del Carmen Amador, en la Fiscalía Anticorrupción para que se investigarán hasta nueve delitos cometidos, supuestamente, por distintos miembros de la archidiócesis zaragozana.

    La denuncia se materializó después de que la notaria fuera despedida por el actual arzobispo, Vicente Jiménez, por "faltas repetidas e injustificadas de asistencia, retraso o abandono de su puesto de trabajo".

    A raíz de este hecho, Ferrer y Mas presentaron su renuncia a los cargos pastorales que desempeñaban e iniciaron una batalla para recuperar el honor de su amiga. Previamente, los tres habían enviado una carta a los sacerdotes de la diócesis en la que reconocían haber participado en el expediente que la Santa Sede abrió a Ureña y que acabó con su renuncia. Los tres declararon, según relatan, a petición de Omella y de un asesor del papa Francisco, el jesuita Germán Arana.

    Pero lo que se infiere de la documentación aportada en esta denuncia --desestimada y ahora recurrida-- es que, una vez apartado Ureña del arzobispado, el despido de la notaria sea declarado improcedente. Y por ello, Ferrer advierte a Omella en un mensaje. "Juan José, en el juicio de Magistratura saldrá TODO".

    "Animé a Roberto (Ferrer) a ir a juicio por despido del trabajo... Lo que le pedí siempre fue que no se mezclase el despido con el tema de D. Manuel Ureña. Eso era otro tema y... muy delicado, por eso se hizo todo de manera discreta, por no decir secreta", contestaba Omella a una dura carta que le remitió Amador.

    -A VECES CALLA Y A VECES NO, POR LO QUE SE VE
    "Ya sé que no paráis en la recogida de datos. Ánimo. Va todo, por lo que veo, por buen camino. Seguid así. Ojalá logremos sanearlo todo. Un abrazo". Con este whatsapp enviado el 24 de octubre del 2014, a las 11.38 horas, Juan José Omella, actual arzobispo de Barcelona, se dirigía a Roberto Ignacio Ferrer, vicario judicial del Tribunal Interdiocesano de 1ª Instancia de Zaragoza. Faltaban 12 días para que este, la notaria de dicho tribunal, María del Carmen Amador, y el sacerdote y profesor del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA) Antonio Mas enviaran sus informes al papa Francisco, denunciando la forma de dirigir la diócesis que tenía Manuel Ureña. Mes y medio después, el 13 de diciembre, el arzobispo de Zaragoza era cesado.

    ResponderEliminar
  14. http://noalmachismoenlaiglesia.blogspot.com.es/2017/07/sacerdote-maltratador.html

    ResponderEliminar