miércoles, 12 de julio de 2017

Las unidades pastorales: de la necesidad a la oportunidad.

Posibles claves para entender el nombramiento del obispo Vadell
Charla de Mn. Antoni Vadell sobre la unidad pastoral de la Mare de Déu de Inca, que entonces regentaba

La necesidad de agrupar parroquias en Cataluña nace de las carencias para poder proveer las casas parroquiales. Esta respuesta se puede poner en práctica de diversas maneras, desde la improvisación hasta una actitud de aprovechar la situación y hacer, de la necesidad, virtud.

En la concreción de las unidades pastoral entran varios elementos. En el marco de un mejor bien pastoral, uno de estos elementos es la racionalidad en la elección de las parroquias a unir. Esta elección es muy importante y necesita de una inculturación honesta en la realidad de la geografía diocesana. A qué unidad debe ir cada parroquia no puede ser una elección superficial, burocrática, hecha sin una reflexión razonada y razonable que supere el querer encajar la realidad en esquemas preestablecidos.

Otro elemento es lo que hay que mancomunar y lo que no dentro de cada unidad pastoral. Tiene que haber mucho sentido común y buena voluntad para ver que cosas es mejor que se lleven de una manera conjunta para el bien de todos y que cosas es mejor que se lleven de manera autónoma o separada. Las parroquias no están formadas por personal funcionario seglar para que se puede mover a conveniencia. En un extremo o en el otro, ni la eficiencia ni el inmovilismo o el querer contentar a todos cueste lo que cueste son criterios absolutos. Para no caer en los extremos y poder hacer de la unidad pastoral una fórmula mejor que el individualismo general que tenemos ahora, será necesaria mucha comunión en el seno de la unidad pastoral. Unificar, trabajar conjuntamente y respetar la subsidiariedad son elementos del espíritu cristiano, casi contra-culturales a día de hoy donde por todas partes campa la fragmentación y el individualismo. Un libro, que aparte de muy divertido, puede ser un buen compañero de viaje en esta empresa puede ser Parrocchie da incubo. Manuale para cambiare stilo di Chiesa de Andrea Brugnoli (que se tendría que traducir).


Un tercer elementos es la oportunidad que ofrecen las unidades pastorales para luchar contra el aislamiento y las islas domésticas donde viven muchos de nuestros sacerdotes y que es origen de algunos problemas de carácter que no es el lugar para detallar. Afrontar el tema de las condiciones domésticas (y no sólo materiales) en las que viven nuestros sacerdotes merecería al menos de un simposio, de un delegado diocesano y sobre todo que pasara a ser una de las cuestiones importantes diocesanas a tener en cuenta. Un cierto tipo de experiencia comunitaria en el día a día tanto en la oración como en la vida doméstica, a concretar por los que saben más, podrían ponerse en práctica aprovechando las oportunidades que pueden venir de las unidades pastorales si caminan hacia la conformación paralela de equipos de sacerdotes.

Ramon Reixach Puig*

*Escrito publicado en la web catdialeg el 11 de julio de 2017 y traducido por Germinans Germinabit

21 comentarios:

  1. Curioso esto de vuestra traducción, precisamente la última palabra esta mal traducida porque el artículo de CatDialeg termina con la palabra "preveres" y vosotros la habéis traducido por "sacerdotes" en lugar de la traducción correcta que es "presbíteros". Pues a mi modo de ver la clave esta en esta última palabra "presbíteros" que significa "ancianos", que de haberlos haylos a centenares que se aburren sentados en los bancos del sinofós sin que nadie les de una nueva oportunidad de colaborar en la sociedad aunque sea para sentirse útiles. Pues seria una solución retornar a los orígenes del Cristianismo ordenando a presbíteros (ancianos) para presidir las celebraciones, y no digo mas.....SG.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. completamente de acuerdo. Además el movimiento se demuestra andando. Si la Iglesia está a favor de la familia, de la vida, de la muerte natural, de los cuidados paliativos, de la transmisión de la fe en la Iglesia doméstica.

      Si la Iglesia no tiene miedo de la muerte, de la ancianidad, de la enfermedad. Si la Iglesia no es hedonista, no es materialista, y cree en la familia, entonces los ancianos de la comunidad, como fue Juan Pablo II y es Benedicto XVI, son imprescindibles.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con SG,si señor,ancianos con BOINA y GARROTE,ya verían como cambiarían las cosas.

      Eliminar
  2. - Un tercer elementos es la oportunidad que ofrecen las unidades pastorales para luchar contra el aislamiento y las islas domésticas donde viven muchos de nuestros sacerdotes y que es origen de algunos problemas de carácter que no es el lugar para detallar.

    De mi experiencia, recomendaría a los curas "agrupados" o "mancomunados", que se lo tomen con calma.


    Primero, que trabaje el Jefe: hagan Adoración Eucarística, metan la gente ante el jefe y... como es el único que nunca se cansa, ni tiene frío, ni calor, ni hambre, ni sed, ni enferma, y ventaja, es el único que ve el corazón de cada uno, ya trabajará "de valent"... el Jefe es l'ase de càrrega que lo carga todo, el Superman...


    Segundo, como mínimo, la misa bien hecha. El libro de la misa, bien leído, las oraciones al entorno de la Eucaristía han de ser estrictamente las que ordena el Gran Libro, no añadan ni saquen nada, no hagan ni una innovación... están prohibidas, suelen estar mal hechas, son morcillas mal fritas y, encima, alargan la misa...

    Finalmente:

    Tercero, no sufran, si el trabajo es en vano. La situación teometeorológica, si no hay una conversión general de los sacerdotes y del pueblo que atenúen los próximos eventos, durante los próximos tres años el ambiente de fe y moral socio-eclesial (que no el tecno-científico) va a empeorar en todos los niveles de forma gradual e irreversible, porque estamos en un tiempo escatológico: enfriamiento de la caridad, apostasía de la fe, inmoralidad y vicios, jerarquía y sacerdocio relajados y heresiarcas... y así hasta que Dios lo solucione todo, porque va a ganar.

    Mientras, la sabiduría del marinero en maregassa... tres coses fan un bon mariner: ésser lleuger, bon ull haver i molta mar saber.

    Y recuerden: a do no llega el hombre, por virtud de Maria Santissima Madre de Dios y Señora Nuestra, llega la Diestra del S.N. Dios.

    ResponderEliminar
  3. Dar paso a la mujer en tiempos de crisis13 de julio de 2017, 1:36

    "Otro elemento es lo que hay que mancomunar y lo que no dentro de cada unidad pastoral. Tiene que haber mucho sentido común y buena voluntad para ver que cosas es mejor que se lleven de una manera conjunta para el bien de todos y que cosas es mejor que se lleven de manera autónoma o separada. Las parroquias no están formadas por personal funcionario seglar para que se puede mover a conveniencia."


    Una buena cosa (que no se hará, pero la digo) es dar más papel a los laicos, y sobre todo, a las mujeres, que son muy buenas en unos campos, dado que no pueden acceder al diaconado, al presbiterado y al episcopado.


    1. Por ejemplo, el de ser agentes de liberación demoníaca, haciendo oraciones de liberación del diablo, que no necesitan de ningún rito ni fórmula. De hecho, este poder lo tiene todo laico en estado de gracia, por mandato constitucional de Jesús, que el primer acto de misericordia espiritual, el liberar de la tiranía del demonio:

    Evangelio según San Marcos 16, 14-20:

    15 Entonces les dijo [a los Once Apóstoles]:

    -- «Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación. 16 El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará. 17 Y estos prodigios acompañarán a los que crean [= cualquier laico, clérigo y religioso]:

    1º. arrojarán a los demonios en mi Nombre [= oraciones de liberación]
    2º. y hablarán nuevas lenguas [= predicación];
    3º. 18 podrán tomar a las serpientes [= demonios] con sus manos,
    4º. y si beben un veneno mortal no les hará ningún daño;
    5º. impondrán las manos sobre los enfermos y los curarán».

    Las oraciones de liberación particulares oficiales se hallan en el Ritual de Exorcismos de 1998, en el Apéndice II, titulado "SÚPLICAS QUE PUEDEN SER EMPLEADAS PRIVADAMENTE POR LOS FIELES EN LA LUCHA CONTRA LAS POTESTADES DE LAS TINIEBLAS".

    vivificantem.blogspot.com.es/p/rito-1998_5.html


    2. Las mujeres también son buenas para las sanaciones de todo tipo, también por el mandato constitucional de Jesús (observar que primero es la liberación demoníaca):

    5º. impondrán las manos sobre los enfermos y los curarán


    3. Finalmente, las mujeres pueden predicar, o dar testimonio, o catequizar. Señalar que son vehículos preferentes para las apariciones celestiales y las revelaciones privadas, aceptadas por el Catecismo.


    Hoy hay una religión de autopista fácil, pavimentada por teologías falsas de la facilidad y del buenismo, durante los 50 años de postconcilio por la teología modernista: no hay pecado, sólo "irregularidades", "situaciones"...

    La Iglesia va a estar en un proceso creciente de crisis, pero habrá la victoria de Jesús ante el último desencadenamiento del mal (Catecismo 677). Son tiempos de purificación y tribulación, y vivimos en los momentos más difíciles de la historia de la sociedad y de la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone una pregunta de interés personal, pero importante, por favor, podría usted decirme si es usted sacerdote? Gracias, que Dios le Bendiga.

      Eliminar
  4. He visto el vídeo del obispo Vadell.

    A ver...

    A./ Cataluña es el lugar que menos se reza y va a misa, y por lo tanto, es el lugar por donde entra el mal en España. Es tierra de la cultura de la muerte, el descarte, el relativismo y de la ideología de género. Y dentro de dos meses, habrá un proceso separatista de España y de negación de la catolicidad de Cataluña, y se llegarán a 450.000 abortos y más de 100.000 embriones congelados, lo que implica una tierra y un pueblo apóstata... porque los fieles no leen la Biblia y el Catecismo.


    B./ Las parroquias tienen un laicado con un nivel de conocimiento teológico muy mediocre, tal como los presbíteros. Esto afecta a la doctrina y, por tanto, a la pastoral. Lo primero que hay que hacer es CATEQUIZAR y dar cultura LITÚRGICA.

    No se quiere ver que el Pueblo de Dios en Barcelona, laicos y curas, son diminutos, renacuajos, mortecinos, casi cadavéricos, en cultura de fe, moral y liturgia. Orgullo intelectual de no reconocer su propia miseria.


    C./ En las parroquias se vive la fe, pero en las parroquias debe de haber misa, porque es el primer sacramento, y es lo más importante, y es para lo único que, en realidad, van los fieles.

    HA DE HABER OBLIGATORIAMENTE MISA DIARIA.

    Sin misa, no hay vida. Y no valen estas celebraciones de la Palabra sin consagración eucarística, hechas por diáconos o laicos... no son misas, y todos los fieles, por lo que he visto, se van de la parroquia. Sin misa-misa, muere la parroquia, por mi experiencia.

    Parroquias, si os sacan el cura, SI NO QUERÉIS MORIR, buscad imperiosamente un turno rotatorio de curas que os hagan como mínimo la misa DIARIA, SÍ DIARIA, ni que sea la misa del cohete... sean curas de referencia o no.


    D./ Para mí, personalmente, no se adivina el signo de los tiempos: vivimos en Cataluña en la época descrita por II Tesalonicenses 2:

    "Que nadie os engañe de ninguna manera. Primero tiene que venir la Gran Apostasía [del laicado y del presbiterado catalán] y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición, el Adversario que se eleva sobre todo lo que que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el Santuario de Dios y proclamar que él mismo es Dios..." [el aborto en Cataluña revela que el pueblo y los políticos se creen dioses]

    Y que estamos en los Últimos Tiempos:

    II Timoteo, 3, 1-5:

    1 Quiero que sepas que en los últimos tiempos sobrevendrán momentos difíciles. 2 Porque los hombres serán

    egoístas,
    amigos del dinero,
    jactanciosos,
    soberbios,
    difamadores,
    rebeldes con sus padres,
    desagradecidos,
    impíos, 
    3 incapaces de amar,
    implacables,
    calumniadores,
    desenfrenados,
    crueles,
    enemigos del bien, 
    4 traidores,
    aventureros,
    obcecados,
    más amantes de los placeres que de Dios; 
    5 y aunque harán ostentación de piedad, carecerán realmente de ella.
    ¡Apártate de esa gente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al anónimo de las 02:06.

      ¡Bendito sea el Señor!
      Qué suerte! Ante tantos sacerdotes y laicos sin formación teológica y moral, le tenemos a Ud. que, por la rotundidad de su diagnóstico, conoce las causas y los remedios.

      Mi pobre oración es: perdóname, porque soy un pobre pecador. Amén.

      Eliminar
    2. Rápido y a lo práctico: ya no hay tiempo13 de julio de 2017, 11:48

      Gracias, pero la experiencia enseña.


      Un programa de mínimos:


      1. MISA CADA DÍA. Ha de haber misas, y continuamente, si no, la gente se va. Rechazar siempre sustituir por sistema la misa por una celebración de la Palabra sin Eucaristía por diácono o laico. No es misa y la gente se va adonde sí hay. Si hace la misa, que la haga siempre bien, leyendo sólo el ritual, sin meter ninguna morcilla. Hay que ir a lo estricto.


      2. LISTA ABUNDANTE DE CURAS. Además de los sacerdotes de referencia, tengan los curas sustitutos por si fallan estos, que fallan, pues antes han de servir a sus parroquias que a las que no son suyas. Hay curas de afuera que hacen estudios, y les viene bien el estipendio. Pueden usar de los curas jubilados también.


      3. CURAS MÍNIMAMENTE ORTODOXOS. Que los curas sean ortodoxos, lo justo, pero ortodoxos. Rechacen de plano a los curas heresiarcas, los que niegan el infierno, el demonio o los pecados mortales: no consagran, luego por lo tanto no hay reserva eucarística, y finalmente, no hay Adoración Eucarística.


      4. ADORACIÓN Y ROSARIO. Media hora antes de la misa, puede rezarse el rosario ante la Santísima Eucaristía expuesta. Hace muchísimo bien, y Jesús trabaja, es su momento.


      5. CASAS DE ORACIÓN, LIBERACIÓN Y SANACIÓN. No se harán porque aquí son curas racionalistas, pero si fueran carismáticos, y obedecieran el mandato constitucional de Jesús, el mandato misionero de la Palabra (id y anunciad: kerygma) y el mandato de poder (milagros, sanación, liberación), sería lo ideal.


      6. MUJERES. Pueden usarse perfectamente, y son mejores, para una parte del mandato misionero (predicación) y el mandato de poder: sanación de enfermedades, liberación demoníaca.


      7. SAQUEN BASURA E INDESEABLES. Eliminen del todo, sin piedad, las casas de espiritualidad que sospechen que den Nueva Era camuflada (zen, yoga, eneagrama). Fuera del todo la teología y espiritualidad modernista, liberacionista, liberal, progresista, racionalista. No aceptar a todo aquel cura o laico con responsabilidades de todo tipo, que niegue o ponga en duda las verdades divinamente reveladas, definitivas y seguras. Muchos curas, religiosos y laicos son heresiarcas excomulgados latae sententiae, automáticamente, el obispo no hace nada, y el peligro de estos es que son puertas del demonio y, si son curas, ni absuelven ni consagran. Peligro: fuera.


      Y vayan rápido, el tiempo ya se ha acabado... si los curas y obispos lo han estropeado todo en 50 años de postconcilio con el nacional-progresismo, no lo van a arreglar en tres o cuatro años...

      Eliminar
    3. "5. CASAS DE ORACIÓN, LIBERACIÓN Y SANACIÓN. No se harán porque aquí son curas racionalistas, pero si fueran carismáticos..."
      Acabáramos. Es decir, según usted, los únicos que tienen la capacidad para orar, liberar o sanar, son los curas carismáticos, no los teólogos racionalistas como por ejemplo, Benedicto XVI. ¿Es eso?
      O espere, mejor: esos laicos carismáticos que con micrófono en mano predican desde los púlpitos o los escenarios, sanan, liberan, cantan alabanzas, y el público contesta con oraciones en lenguas en estado de semihisterismo. ¿Se refiere a eso?

      Eliminar
    4. Lo de curas racionalistas, supongo, se refiere a curas modernistas.

      La sanación y liberación es una promesa crística derivada del mandato misionero: id para que crean, pues el que cree sanará y liberará, hablará lenguas para que otros crean...

      Sería bueno implantar casas de oración, sanación y liberación, porque hay experiencia de 50 años que hacen bien, nunca no han estado prohibidas y lo pide Jesús.

      Eliminar
  5. Como diplomático en alguna nunciatura lo haría estupendo, como pastor de la Iglesia en Barcelona le falta mojarse aún temiendo que la mayoría marche al igual que pasó con Pablo hablando del Dios desconocido.
    Hemos de pedir por nuestros pastores especialmente en el momento indicado de la Santa Misa.
    http://www.religionenlibertad.com/nacion-concepto-que-constitucion-esta-claro-dice-57994.htm

    ResponderEliminar
  6. Aquí el problema es que hay MUCHO CANTAMAÑANAS!! Si se puesieran a trabajar, otro GALLO hubiese cantado!

    ResponderEliminar
  7. Soy sacerdote, diocesano, y dijo tajante y firmemente NO, NO y NO a la vida comunitaria de los curas. Si quisiéramos vida comunitaria, nos habríamos hecho religiosos, y no diocesanos seculares. Ello no quita que quien quiera vivir en comunidad pueda hacerlo. Pero que no se nos obligue a ello. La vida comunitaria de los curas es la principal causa de que haya curas que no se hablen entre ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como laica le digo, ojalá todos los sacerdotes fuesen religiosos. Que diferencia cuando el que oficia la misa es un religioso y no un sacerdote diocesano, salvo honrosas excepciones por supuesto. Sacerdotes diocesanos que se ponen a dar consejos sobre vida familiar y no tienen experiencia y lo que es peor y ahora ud. confirma, ni siquiera son capaces de vivir en comunidad.. Empecemos por la base, que esto va pero que muy mal...

      Eliminar
    2. "La vida comunitaria de los curas es la principal causa de que haya curas que no se hablen entre ellos."

      "Como laica le digo, ojalá todos los sacerdotes fuesen religiosos."

      La vida comunitaria de los sacerdotes es voluntaria.

      Creo que hay nuevos grupos eclesiales de sacerdotes que deciden vivir en comunidad.

      Eliminar
    3. Continúo con las respuestas. Como bien ha dicho Anónimo de las 19.33, la vida comunitaria de los sacerdotes es voluntaria. Y así es.
      Dice Anónimo de las 15.06 que confirmo que los sacerdotes no somos capaces de vivir en comunidad. La vida comunitaria es una vocación. Una vocación. Al igual que es una vocación la vida matrimonial y la vida religiosa. Una vocación asumida libremente. Es más, para la vida matrimonial uno escoge a su pareja libremente, no se le impone. Por eso, que no se nos puede forzar a los sacerdotes diocesanos a vivir en comunidad, ya que la vida comunitaria no pertenece a nuestra vocación, cosa que sí que pertenece a la de los religiosos. ¿O es que un laico no puede permanecer en celibato si lo desea, sin necesidad de hacer ningún voto o promesa pública? Hay laicos que son célibes, que no solterones, por vocación.
      Por eso, vuelvo a afianzarme en mi postura: NO, NO y NO a que se obligue -y remarco el que se obligue- a los sacerdotes diocesanos a vivir en comunidad.
      Ah, y lo dice uno que ha vivido en comunidad -obligado-, tanto parroquial como de residencia de sacerdotes estudiantes, con distintas y abismales diferencias entre ellas. Con lo cual... sé de lo que hablo sobradamente

      Eliminar
    4. Ciertamente, vivir en comunidad es vocacional y voluntario. También afecta a la privacidad. En la vida comunitaria hay limitaciones.

      Eliminar
  8. Al anonimo de las 2.06
    Con tanto cura y laico como gusanitos, renacuajos y otros buchitos (muy dignos para Dios y para mi ..) que suerte tener una mente tan clarividente y con tanta experiencia..como Vd.. Ja respiro mas tranquilo...... , peró personalmente me limito a rezar por todos, especialmente porlos curas y laicos q no son bichitos como menciona, pues creo q màs falta les hace a ellos. Pau y Bé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rápido, urgente...14 de julio de 2017, 19:40

      Estamos en un tiempo de crisis católica creciente. Ya es irreversible: la gran apostasía, que en Cataluña será más grave.

      Aunque es una profecía condicional, dudo que se haga algo, pero cualquiera puede interceder ante Dios.

      Hay que hacer un plan urgente:

      1. Misas cada día

      2. En las homilías, decir las verdades de fe y moral, pues es el único espacio que queda ya ahora para evangelizar.

      3. Tener una lista de sacerdotes mínimamente ortodoxos. Rechazar a los heterodoxos: no consagran, no reservan, no adoran, pues al negar verdades de fe y moral importantes, están excomulgados automáticamente.

      Eliminar
  9. Como digo claramente, a quien quiera vivir en comunidad, que se le deje. Pero que no se le obligue.
    Religiosos celebrando? Salvo honrosas excepciones, suelen ser un horror y un lugar donde proliferan los más graves abusos litúrgicos. Deme una Misa de cura diocesano. Si usted tiene la mala suerte de que le digan cosas que no le gustan, pues eso, mala suerte.

    ResponderEliminar