domingo, 17 de diciembre de 2017

Omella se acoquina sólo ante los poderosos

No median ni siquiera 300 metros entre la cabecera del humilde lecho cardenalicio del autopretendido y decapitado mediador del procés Don Juan José Omella y la iglesia de San Felipe Neri de Barcelona. Y es que ese templo sirvió ayer para un acto político a los que tan habitualmente nos tienen acostumbrados esos “marionetas” del procés, sacerdotes y religios@s de toda especie y pelaje. Junto a ellos, la comparsa seglar que les suele acompañar. Pueden ver el esperpéntico cartel con el que han difundido el acto. Afirman que es un acto para manifestar la solidaridad con los encarcelados y exiliados, agradecerles su compromiso con el país y denunciar la injusticia del encarcelamiento y el exilio forzosos. ¡Tienen más cara que espalda!

Conviene recordar a propósito las palabras de Benedicto XVI en 2008, en la festividad de San Pedro y San Pablo: “Esta es la misión permanente de San Pedro: hacer que la Iglesia no se identifique jamás con una sola nación, con una sola cultura o con un solo Estado. Que sea siempre la Iglesia de todos. Que reúna a la humanidad por encima de todas las fronteras y, en medio de las divisiones de este mundo, haga presente la paz de Dios, la fuerza reconciliadora de su amor”.

viernes, 15 de diciembre de 2017

La Glosa Dominical de Gérminans

ESPERAMOS Y NOS GOZAMOS DE SU VENIDA

La última frase del fragmento del evangelio de este domingo  nos indica que Juan desarrolla su ministerio en «Betania, en la otra orilla del Jordán». El significado mismo del nombre del lugar -«casa del testimonio»- puede tener valor simbólico, porque indica exactamente lo que Juan Bautista es y lo que va ser hasta el final de su vida así lo que debe llegar a ser toda comunidad: una verdadera casa del testimonio.

Esta página del evangelio ilustra en qué consiste concretamente el testimonio. A una “comisión de encuesta” enviada desde Jerusalén para identificar su identidad, el Bautista responde remitiendo a Jesús: «No era él la luz, sino testigo de la luz» (v. 6); y luego: «No lo soy, yo soy la voz» (vv. 21-22). El Bautista, según el evangelio de Juan, no es un predicador o un asceta, sino exactamente el modelo por excelencia del testigo: en la casa de la comunidad cristiana, el comportamiento que debe distinguir a todos es precisamente el suyo. Nadie puede decir: «Yo soy», pero cada uno debe remitir más allá de sí mismo, a Jesucristo. Cada uno puede y debe ser “signo” de Jesús para el otro, manteniendo la capacidad de desaparecer, exactamente como el Bautista.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Los retoques de la versión del Padrenuestro

En Francia, desde ahora se rezará de forma algo distinta el Padrenuestro. En su sexta petición, la Conferencia Episcopal Francesa ha introducido una modificación relevante. En vez de decir como la versión latina “no nos induzcas a la tentación”, dirán como en español, “no nos dejes caer en la tentación”. El Papa se ha mostrado satisfecho por esta traducción. Dice que quien induce a la tentación es Satanás, no Dios. Si es así, habría que modificar también el texto que se reza y se canta en la misa: Et ne nos inducas in tentationem”. Obviamente la cuestión no es esa; porque nadie ha sentido hasta ahora la necesidad de modificar ese texto, puesto que nadie lo ha comprendido de esa manera. No es una cuestión de interpretación, sino de forma de comprensión. No todo el mundo está de acuerdo en que las tentaciones y las pruebas sean malas per se: porque es en las pruebas donde se acrisolan las almas.

Parece obvio que es inevitable la adaptación de un texto griego a las distintas lenguas a las que ha tenido que traducirse. El Padrenuestro se reza en centenares de lenguas; y no es nada probable que todas ellas sean capaces de expresar lo mismo. Nada probable. Así que a la hora de traducirlo, no podemos esperar otra cosa que hacer el máximo esfuerzo de aproximación al sentido literal si puede ser; y si no, a la intención del texto original. A partir de ahí es difícil afirmar que toda la Iglesia e incluso toda la cristiandad rece el mismo Padrenuestro.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

La democracia cristiana catalana acaba en las listas socialistas (PSC) y de Esquerra (ERC)

El candidato socialista Iceta entre los democristianos Espadaler y Durán Lleida
El independentismo ha fracturado terriblemente a la sociedad catalana, la división ha afectado  a casi todos los grupos sociales, hasta las familias y las parroquias se han visto inmersas en una espiral de discusiones, enfrentamientos y rupturas, una herida cruel y fratricida que tardará muchos años en cicatrizar, pero algunos han recibido las consecuencias negativas de este "proceso" más fuerte que otros.

Es el caso del colectivo demócrata cristiano catalán, que ha visto desaparecer su histórico partido, Unió Democràtica de Catalunya, fundado en 1931, del que han surgido dos plataformas que se consideran herederas de esa formación, una independentista: Demòcrates de Catalunya y otra no independentista: Units per avançar. Sin posibilidades de obtener representación parlamentaria, como ya se demostró en el fracaso de las listas de Duran (Generales) y Espadaler (Catalanas), han buscado cobijo en otras formaciones, que aunque con idearios tremendamente alejados de los principios de la Democracia Cristiana, les han ofrecido un puesto en sus listas. Éstas son una elecciones donde todo el mundo va a buscar hasta el último voto, y los casi 100.000 votos de Unió tirados a la basura, en las últimas elecciones al Parlament, son un botín que muchos han querido hacerse suyo.

martes, 12 de diciembre de 2017

Una iglesia de Barcelona celebra una misa con lazos amarillos y Els Segadors por el golpista Forn

Celebración en la iglesia del Sagrado Corazón de la calle Caspe de Barcelona, presidida por el P. Enric Puig
El ex consejero de interior catalán Joaquim Forn ha sido el protagonista durante la tarde de lunes de una misa en pleno centro de Barcelona. Coincidiendo con el 25 aniversario de la boda con su mujer Laura, se ha celebrado una ceremonia en la Iglesia del Sagrado Corazón en un ambiente reivindicativo entre lazos amarillos y que ha nalizado con todo el templo entonando Els Segadors. Entre los asistentes se encontraban el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol y su mujer Marta Ferrusola. 

El edicio eclesiástico comenzaba a llenarse alrededor de las siete de la tarde pese a que la misa no estaba programada hasta una hora y media después, a las ocho y media. Durante la celebración se ha hecho especial mención al matrimonio entre el ex conseller y su mujer. Sin embargo, también ha habido hueco para pinceladas en las que los invitados han recordardo que Forn se encuentra en  la prisión de Estremera desde el pasado 2 de noviembre, cuando quedó dictaminado como medida cautelar por la Audiencia Nacional. “Sed fuertes y generar nuevas ilusiones para un país libre”, proclamaba desde el púlpito una de las personas encargadas en intervenir. 

lunes, 11 de diciembre de 2017

El Papa contra el independentismo

Ese todoterreno del periodismo que es Emilia Landaluce ha conseguido para El Mundo el milagro de una entrevista  con el cardenal Rouco. Una entrevista con un prelado que no se suele prodigar mucho, especialmente desde que es emérito, y en la que se despacha profusa y claramente, entre otros temas, sobre el proceso catalán. ¡Un gallego qué habla claro! Por su importancia, creo que debe destacarse sobremanera el siguiente párrafo, en cuanto a la postura del papa Francisco: “El Papa naturalmente se manifestó crítico. Se expresó claramente en el sentido de que la pretendida ruptura de la unidad de España no era aceptable.”

Si todo un cardenal de la Iglesia Romana se atreve a poner en boca del Santo Padre dichas palabras, no cabe duda qué las mismas son ciertas. Si la Santa Sede no se ha dignado desmentir las rotundas palabras que atribuye uno de sus cardenales al propio Pontífice, no cabe duda qué las mismas son absolutamente ciertas. Ello enlaza, además, con anteriores declaraciones del Papa en el sentido de limitar el derecho de autodeterminación solamente a procesos de descolonización (“eso hay que tomarlo con pinzas”) o a sus últimas declaraciones relativas a que no debe fraccionarse Europa. Enlaza, también, con la prohibición de Francisco, a estas alturas más que confirmada por distintos medios, de mediación del cardenal Omella e incluso del arzobispo de Bolonia, Mateo Zuppi, respecto al procés.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Carta del cardenal Cañizares con motivo del aniversario de la Constitución Española

El cardenal Cañizares en la celebracion de la Inmaculada Concepción, patrona de España
Se van a cumplir los primeros cuarenta años de la Constitución Española. Surgió de un afán de concordia y reconciliación entre todos los españoles y de anhelo de libertad por parte de todos. En su base estuvo el ánimo de llegar a un texto que fuese de todos, no de unos frente a otros o sobre otros. Así, hoy, aunque perfectible como toda obra humana, “la vemos como fruto maduro de una voluntad sincera de entendimiento y como instrumento y primicia de un futuro de convivencia armónica entre todos” (Conferencia Episcopal Española, 1999). Como tal se ha mostrado a lo largo de estos casi ocho lustros y esperamos que esta Constitución siga siendo por mucho más tiempo el gran apoyo para esa unidad y concordia que ella misma alienta y confirma, porque los principios, derechos y libertades y cuadro de valores, que la sustentan van más allá de un consenso que puede producirse en un momento u otro de la historia. En estos días se oyen peticiones de reforma y seguramente algunos puntos deberían o, mejor, podrían ser perfilados un poco más, aunque hay que decir que los principios en que se asienta son básicos y difícilmente reformables.

Entiendo que entre estos principios hay que destacar “la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles” (Art 2), y el reconocimiento, como “fundamento del orden político y de la paz social”, de “la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás” (Art 10).