lunes, 16 de octubre de 2017

Jaume Vives, uno di noi

Pocos quedarán que no hayan visto esos videos en los que un joven, con pelo corto y barba larga y descuidada, se dirige desde un balcón de la calle Balmes, megáfono en mano, decretando  el inicio de la “contra-revolució dels somriures”, dirigiéndose, con ironía y cierta desfachatez, a los que durante 20 días han venido atormentando los oídos de la vecindad barcelonesa con el repique antipático y monótono de sus cacerolas. Sus videos se han convertido en virales, pasando primero de móvil en móvil, convirtiéndose después en fenómeno mediático y constituyendo ya uno de los más efectivos antídotos contra el delirio independentista, al utilizar la técnica valle-inclanesca de los espejos cóncavos, que viene a resaltar los rasgos más grotescos y absurdos que utiliza la masa separatista. 

Se trata de Jaume Vives Vives. Pero lo que muchos desconocen de este jovencísimo personaje, nacido en 1992, que ahora se ha dado a conocer con tanto éxito, es que es un auténtico hombre de fe, un católico incansablemente activista y un defensor de sus creencias, con el mismo entusiasmo e ingenio con que se le observa liderando la rebelión de la calle Balmes de Barcelona.

domingo, 15 de octubre de 2017

Hambrientos de nuevos ideales y de un buen pastor

C:\Users\Francesc\Desktop\Jesús-es-el-buen-pastor.jpgEl Evangelio (la Buena Noticia) es la gran novedad. Parece que la avidez por la novedad va con la condición humana. Y resulta que la gran Novedad (que sigue siéndolo al cabo de 20 siglos), es que a pesar de que el mundo, el demonio y la carne no paran de perfilar su diseño para ahondar nuestra esclavitud y perpetuarla, el Evangelio, la Buena Nueva nos da la fórmula para alcanzar la libertad de los Hijos de Dios.
Y a pesar de eso, la juventud, respondiendo al programa, sin capacidad de reflexión y de manera incomprensible, se adhiere a ideologías fenecidas y caducas. A pesar de los terribles desastres causados por las ideologías de antes de Cristo que pretendieron reimplantarse durante el siglo XX, estas viejas doctrinas han encontrado un nuevo rostro para presentarse ante los jóvenes como la novísima solución a todas sus inquietudes. Sólo hace falta reconocer cuántos jóvenes han quedado obnubilados por organizaciones políticas como Arran, Endavant o la JERC que les prometen la libertad: por citar algunas de las evidentemente malsanas en nuestra tierra. Pueblos antaño de profunda catolicidad, enmarañados ahora con toda clase de veleidades ideológicas: muchos de ellos, enmarañados por sus sacerdotes y obispos.

viernes, 13 de octubre de 2017

La Glosa Dominical de Gérminans

ESTE DIOS QUE NUNCA SE CANSA DE ORGANIZAR FIESTAS
Un Dios experto en fiestas: así nos lo esbozan algunas entre las más sublimes páginas de los evangelios. Desde Nazaret -que fue la anticipación y preludio de toda esta fiesta- hasta la mañana de Pascua, la vida del Hombre de Nazaret no fue otra cosa que un eterno festejar. De hecho, ¿cómo podía obrar de otra manera un Dios que en los caminos de aquí abajo quería anticipar las rutas de allá arriba? Aún más: como lo haría un Dios que en la complicada sucesión de los días se había metido en la cabeza el enseñar a los hombres a prepararse el futuro. Hizo fiesta: cuando las fiestas no las organizó Él en primera persona, demostró encontrarse a gusto. Como en Caná de Galilea, añadiendo siempre algo de su parte. Cuando fue Él el organizador, demostró una capacidad sorprendente: en ninguna de las fiestas narradas por los evangelios nadie se lamentó de haberse aburrido. Quien se lamentó lo hizo por haber perdido la oportunidad de tener cita con la Belleza.

jueves, 12 de octubre de 2017

Progresistas que decepcionan a los nacional-progresistas (II): José Ignacio González Faus s.j.

"Creo llegado el momento de gritar también contra la bajeza de Junqueras y Puigdemont"
José Ignacio González Faus es un teólogo y sacerdote jesuita afincado en Cataluña, que aunque nunca ha dicho una palabra en catalán siempre ha sido admirado y defendido por el nacional-progresismo por sus posicionamientos teológicos progresistas. Defensor de la Teología de la Liberación ha sido durante muchos años profesor de Cristología en la Facultad de Teología de Cataluña. Su obra "La humanidad nueva" fue corregida por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que presidía el entonces cardenal Ratzinger, por sus planteamientos liberacionistas y marxistas alejados de la doctrina de la Iglesia.

Dijo hace poco el papa Francisco que estamos ante una "tercera guerra mundial", pero que hoy las guerras tienen otro formato, distinto de las clásicas. Me pregunto si eso mismo será aplicable a la situación española: ¿estamos en una nueva guerra civil? Aunque quizá hemos progresado algo y ya no se dispara con armas de fuego sino con fuego de afectos.

En cualquier caso, quizá valga la pena recordar las célebres palabras de Pío XII en los años cuarenta: "nada se pierde con la paz, todo puede perderse con la guerra". Temo que vayamos a perderlo todo: porque, en este tipo de guerras, ya no hay vencedores ni vencidos: sólo víctimas por ambas partes, unas más a corto y otras más a largo plazo.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Progresistas que decepcionan a los nacional-progresistas (I): Josep Lligadas

"Lo tenemos difícil, los cristianos que no somos independentistas ..."
 
Josep Lligadas es un sacerdote secularizado y casado,  en el ejercicio de su sacerdocio en Mataró formó a una buena parte de los políticos de izquierdas de aquella localidad. Vinculado a Iniciativa per Catalunya, incluso en sus listas electorales, es un claro exponente de la izquierda eclesial catalana. Como liturgista es uno de los pesos pesados del Centre de Pastoral Litúrgica (CPL) desde donde ha extendido una liturgia progresista muy critica con la religiosidad tradicional.


Yo no tenía ganas de escribir sobre la situación política que estamos viviendo, porque todo resulta muy difícil y porque sé que una importante mayoría de la gente con la que tengo relación piensa diferente que yo respecto a esta situación. Y como ahora todo es muy visceral, me da miedo que las relaciones se estropeen. Pero hay un hecho que creo que afecta muy profundamente a la fe y la vida cristiana, y quiero decir algo. Este hecho se concreta, sobre todo, en el Manifiesto publicado por más de cuatrocientos sacerdotes y diáconos invitando a votar en el referéndum.

Yo estaba en Milán, cuando se publicó este manifiesto, y me llamó la Mercè, mi mujer, para decírmelo. Me costó creerlo, pero cuando fui consciente de que, en efecto, el manifiesto existía, y cuando fui viendo los nombres de los firmantes, todo fue como si me cayera una losa encima. Aún la tengo, la losa encima. De hecho, desde entonces no he podido ir a misa, y no sé cuando tardaré en poder volver a ir. Y es que nunca imaginé que tantos curas conocidos, gente con la que me siento muy cercano y con quien he trabajado en un montón de cosas, y gente que no conozco personalmente pero con quien en principio comparto una misma visión de la fe y de la Iglesia, firmara este escrito que, ante la división que vive ahora nuestro país, se posiciona por una de las dos partes y, de hecho, en contra de la otra. Y yo soy de la otra.

martes, 10 de octubre de 2017

El "católico" Puigdemont

Puigdemont el  primero en recibir la Comunión en la Misa de la Mercè del pasado 24 de septiembre
Ayer el mundo estaba pendiente del discurso de un hombre: Carles Puigdemont. El president tenía que declarar la independencia de Cataluña, algo que hizo para después suspenderla, Otro despropósito más en esta espiral de sinsentidos que se inició con su nombramiento como máximo responsable de la Generalitat con el apoyo de los anti-sistema de la CUP. Puigdemont ha sido siempre independentista, algo que no pueden decir algunos conversos de su partido, como Artur Mas. Independentista y católico de toda la vida, como su compañero de aventuras, el vicepresidente Oriol Junqueras.

En el caso del actual presidente de la Generalitat sigue la tradición, ya que sus antecesores convergentes Mas y Pujol también presumían de catolicidad, pero más extraño es la condición de católico en el vicepresidente, cuyo partido (ERC) tradicionalmente ha sido muy anti-clerical y muchos de sus dirigentes poco amigos de la Iglesia, aunque no podemos olvidar que Josep Lluís Carod Rovira estudió en el Seminario de Tarragona y Àngel Colom en el de Vic

lunes, 9 de octubre de 2017

Extraños en sus parroquias

Mn. Miguel Angel Pérez Sanchez,rector de la Iglesia Mayor de Santa Coloma de Gramenet
Con la manifestación de este domingo en Barcelona ha quedado absolutamente claro que Cataluña está dividida en dos mitades y qué a otro can deben ir aquellos curas con el hueso de que se ponen al lado del pueblo. Aquí hay dos pueblos y ponerse exclusivamente al lado de uno significa menospreciar y humillar al otro. Así de claro. Con un agravante: aquí estábamos muy tranquilos y quién empezó el delirio fueron aquellos que decidieron independizarse, con absoluto desprecio de todo cauce legal.

Vista la entidad de la oposición y que los independentistas hace años que no suman un voto más, nunca debería repetir un sacerdote el mantra de estar al lado de su pueblo. Ni tan siquiera en esos pueblos de la Cataluña interior donde parece que el secesionismo es monolítico. Ni en esos pueblos es verdad. Pero si siguiéramos ese curioso mantra resultaría que en aquellas parroquias dónde el españolismo es mayoría y donde se han manifestado absolutamente contrarios al separatismo, los párrocos deberían alinearse con su feligresía. Y no es así.